súplica de autoengaño

Laisse-moi partir Repito en voz alta para que se cumpla, mientras el asfalto me enfrenta, me obliga a nadar en el abismo negro, cargado de mares de vacío, de oleajes cargados de ganas de llorar, que no prosperan porque me

súplica de autoengaño

Laisse-moi partir Repito en voz alta para que se cumpla, mientras el asfalto me enfrenta, me obliga a nadar en el abismo negro, cargado de mares de vacío, de oleajes cargados de ganas de llorar, que no prosperan porque me

lingotes de escarcha dorada

lingotes de escarcha dorada

tus narices ajustadas contra mi pecho buscando lingotes pintados de escarcha dorada mis manos sumergidas en tu espalda buscando guindarse eternamente de tus costillas antes de que te des cuenta que aquí no hay oro ni petróleo ni cuentos de hadas, ni arcoíris,

lingotes de escarcha dorada

lingotes de escarcha dorada

tus narices ajustadas contra mi pecho buscando lingotes pintados de escarcha dorada mis manos sumergidas en tu espalda buscando guindarse eternamente de tus costillas antes de que te des cuenta que aquí no hay oro ni petróleo ni cuentos de hadas, ni arcoíris,

patología del no seré

Un día como muchos otros por venir. Un día pálido de hospital. Un día de agujas, de sueros, de doctores, de idiomas extraños, de vecinas buena gente, de enfermeros, de días fríos y largos, de visitas, de orquídeas, de olores extraños, de

patología del no seré

Un día como muchos otros por venir. Un día pálido de hospital. Un día de agujas, de sueros, de doctores, de idiomas extraños, de vecinas buena gente, de enfermeros, de días fríos y largos, de visitas, de orquídeas, de olores extraños, de

dearribaparaabajoparaarribadeabajo

dearribaparaabajoparaarribadeabajo

no empieza con el principio no hay mayúscula, coma ni punto. es una historia flexible, tan flexible que pierde su estructura. es un absurdo juego eterno lleno de vicios y virtudes, un jugar al azar entre serpientes y escaleras. no

dearribaparaabajoparaarribadeabajo

dearribaparaabajoparaarribadeabajo

no empieza con el principio no hay mayúscula, coma ni punto. es una historia flexible, tan flexible que pierde su estructura. es un absurdo juego eterno lleno de vicios y virtudes, un jugar al azar entre serpientes y escaleras. no

olor a sentimiento añejo

Nunca me avisaron lo difícil que era desprenderse del olor a sentimiento añejo. Tratás de ignorarlo pero siempre vuelve. Es recurrente como aquel olor a humedad de la ropa que secás a la sombra. Ese olor se impregna en las

olor a sentimiento añejo

Nunca me avisaron lo difícil que era desprenderse del olor a sentimiento añejo. Tratás de ignorarlo pero siempre vuelve. Es recurrente como aquel olor a humedad de la ropa que secás a la sombra. Ese olor se impregna en las

placebos explosivos

placebos explosivos

placebo. (Del lat. placebo, 1.ª pers. de sing. del fut. imperf. de indic. de placēre). 1. m. Med. Sustancia – me tomo la libertad de ampliar su uso a cualquier acción o mecanismo (de defensa) – que, careciendo por sí

placebos explosivos

placebos explosivos

placebo. (Del lat. placebo, 1.ª pers. de sing. del fut. imperf. de indic. de placēre). 1. m. Med. Sustancia – me tomo la libertad de ampliar su uso a cualquier acción o mecanismo (de defensa) – que, careciendo por sí

observación al espacio desde el místico valle del Elqui

Un universo de pedazos, sí de pedazos infinitos como cual si fueras una de las miles de galaxias, aquellas que a duras penas se logran ver a lo lejos donde eso que parece una simple estrella son millones y millones

observación al espacio desde el místico valle del Elqui

Un universo de pedazos, sí de pedazos infinitos como cual si fueras una de las miles de galaxias, aquellas que a duras penas se logran ver a lo lejos donde eso que parece una simple estrella son millones y millones